viernes, 8 de junio de 2007

Cloruro de los Solsticios


Tengo un sueño abandonado
en el fondo de un cajón,
una pashmina violeta,
un clavel evocador,
y una palabra enganchada
en aquel ventilador.

Tengo un ciclo de nostalgias
colgado de mi perchero,
un paraguas de cuadritos,
un cuaderno perdedor,
y una mirada escondida
dentro del congelador.
© Mar
Cloruro de los Solsticios

2 comentarios:

Mar dijo...

No sé por qué razón, cuando te envié de nuevo el poemario, sabía que este iba a ser de los primeros que pusieras en tu blog.

Gracias, Ana.

Un beso.

Anaís dijo...

¡Cómo me conoces mi niña bonita!
Ya sabes que este poema siempre me gustó mucho, pero no será el único, no ;-)