domingo, 15 de junio de 2008


...Ay querencia, dolencia y apetencia ..
M. Hernández

UNA QUERENCIA
tengo por vivir
con alas,
sin cadenas,
amarrados pensamientos,
agotados tesoros,
mordazas invisibles.
(Creció la mala hierba,
telarañas se urdieron,
no hubo vereda.)

Una apetencia
tengo por vivir,
y las señales
equivocaron augurios,
apagando luciérnagas
al borde del camino.

Una dolencia
tengo por vivir,
y se me agranda la espalda
por querer sobrellevar
ya sola el peso.

Déjenme andar,
este es mi paso,
este es mi ritmo.
Quiero pensar,
indescifrables sueños,
que,
a veces,
la mar...
es el vivir.

...Ay dolencia,
apetencia,
QUERENCIA...

AIHG

2 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Querida Anaís.
Sabes?. El lugar que me estoy haciendo, mi próximo hogar ya tiene su nombre "Mi Querencia".
Tu bellísima poesía me lo recordó.
Te dejo un abrazo.
Alicia

Anaís dijo...

Pues entonces mereció la pena el ponerla.
Espero la dire de ese tu nuevo hogar que será delicioso como todo lo tuyo.
Tus palabras siempre están repletas de cariño.
Cienes y cienes de besos