martes, 19 de octubre de 2010

¿POR QUÉ ESCRIBO?


¿Por qué escribo?

Si todo lo que sale son hilachas, colgajos, deshilvanes…

¿Para qué escribo?

Me pregunto.

Y entonces dejo la libreta y el cuaderno y el folio, el lápiz y el bolígrafo y el rotulador…

Y me abandono…

Me pasa últimamente.

Así.

En este otoño que no lo es.


© Ana I. Hernández Guimerá

Octubre 2010

4 comentarios:

GatoFénix dijo...

Porque es un placer pensar en voz alta, porque aunque no escribas, al ir a la cama se te empiezan a fabricar textos que no escribes por no levantar la cabeza de la almohada y tener que encencer la luz y luego no hay boli y esas cosas...
Dejo el lápiz y me acuesto

Anaís dijo...

Es bien cierto que cuando no escribes y/o apuntas la idea, las palabras, en el entresueño estás escribiendo sin lápiz ni papel. Al día siguiente no recuerdo lo que pensé.
Pero en algún momento vuelve la idea primigenia y entonces si corro a apuntarla.
Besos y cariños

llarina dijo...

escribes porque no puedes-no podemos vivir sin remendar nuestras redes, ni sin sacar los hilos del costurero, escribimos porque en cierta manera somos nuestras letras,

besos grandes

maoke

Anaís dijo...

Me salió en juego de palabras, mi niña Maoke ¿escribimos porque somos, o bien, no somos si no escribimos nuestras letras?
Los que andamos por aquí es precisamente por el aserto que tú haces.
Sigamos zurciendo las redes extendidas en la arena.
Besos de colores