martes, 8 de marzo de 2011

AL BORDE DE LA SIMA


AL BORDE DE LA SIMA

vacío

viento

nada.

Corro hacia ti

manos extendidas

anhelo de unirse

espera desesperanzada.

Cierre final

sin adiós.

Miradas en bruma

lápidas

silencio en llanto

flores sin aroma.

Muerte desgarrada

cipreses

abismo

vacío

nada.

© Ana I. Hernández Guimerá

Julio 2009

2 comentarios:

Narci dijo...

Hola Ana ¿Qué tal estás?

Nada puedo añadir al poema con el que José María responde a este tuyo es un blog. Ya sabes un poquito más allá, está todo, allí estamos, y te queremos.

Besos

Anaís dijo...

He estado pachuchilla, pero ya pasó el susto.
Gracias por tus palabras siempre.
Yo también te quiero un montón