domingo, 15 de mayo de 2011

DEJA



DEJA

no achiques la puerta
déjala que crezca

deja suelto ese perro
crees, cuida
mas, solo bosteza y le ladra a la luna

deja que suspiren las vidrieras
cuando por ellas se deslizan las ausencias

deja que amplíe mis delirios
cuando seviciosos asesinan las esperas

deja que grite como el rojo del espectro
que, un foragido asaltó nuestro cofre de silencios

deja la puerta entreabierta, no escatimes más auroras
mi ojo voyerista goza y ríe por lo puritano de las sombras


©Ana Lucía Montoya Rendón
mayo 2011

2 comentarios:

CANTACLARO dijo...

Anaís, ¡qué bonito regalo me das! Estar aquí en tu blog es un honor. Bella fotografía com la que acompañaste el poema.

Besos,

Ana Lucía

.

Anaís dijo...

El regalo me lo hiciste tú a mí. Yo sólo lo reflejé en mi blog buscando algo de esas vidrieras coloridas.
Cariños