viernes, 26 de agosto de 2011

ROSA PASIÓN - ANAÍS


ROSA PASIÓN

No me niegues, amor, cuando te pida
la rosa de tu interna enredadera,
la flor de tu azahar, la que quisiera
fuera mi paraíso y mi caída.

Rosa carnal. Ansío, enloquecida
morirme entre los pliegues de su esfera,
libar licor que al ansia desespera,
de aromas del pecado poseída.

Regálame tu rosa en madrugada,
quiero su fuego de húmedo rocío,
quiero su rendición enajenada,

quiero sumirla en loco desvarío,
besarla hasta que enteramente loca
se estalle al fin abriéndose a mi boca.

© Blanca Barojiana


2 comentarios:

Saúl Sánchez Toro dijo...

Me encantó este poema. Es una bella melodía de amor

Anaís dijo...

Sí, Saúl, hasta se le podría poner música. Es que Blanca tiene mente de ángel y escribe maravillosamente bien.
Cariños