jueves, 4 de septiembre de 2008

Nuga







Fui a buscarla el 2 de Julio de 2008 a la perrera municipal con una muy buena amiga.

Mis hijos me hablaron algunas veces de tener un perro, pero siempre le encontraba inconvenientes y ni me lo planteaba.

¿Cómo cambié de opinión?

Ahora vivo la mayor del tiempo sola y, estando en Los Llanos, mi pueblo natal en La Isla Bonita de La Palma, una prima volvió a decírmelo y me comentaba la facilidad que tenía yo con los animales, lo que acompañaban y el bien que hacían a las personas.

Ella tiene a Gabo, una monada de perro al que le tengo gran cariño.

Y ahí fue cómo empecé a darle vueltas a la idea, a sopesar los pros y los contras, a ilusionarme, a decidirme.

El día que ya mencioné llegó Nuga – nombre aborigen – hasta mí y me llena de contentura el tenerla.

Me encanta entrar en casa y que me reciba con tanto cariño, y observar como, poquito a poco, va perdiendo el miedo, aunque aún se asusta con los ruidos fuertes, o voces desconocidas, movimientos bruscos y no se lleva nada bien con los varones, con ese temor instintivo de quién fue maltratada. Pero ya va confiando en que no la voy a abandonar, ni voy a permitir que nadie le vuelva a hacer daño.

Es tranquilita, cariñosa, apenas ladre, tragona, curiosa… ¡una lindura!

¡Gracias Nuga por llegar hasta mi vida!

© AIHG
Agosto 2008

6 comentarios:

Marisa dijo...

Que bonita es, me encanta su mirada.
Me alegro mucho de que estés tan feliz, si ella pudiese hablar, te daría las gracias por llevarla a tu vida.
Mil besos.

Anaís dijo...

Creo que nos daríamos las gracias mútuamente.
Es una delicia tenerla conmigo y tengo ganas de que la conoscaz.
Besos tiernos

Castrodorrey dijo...

Preciosa isla que tuve el gusto de conocer bien. Viví en ella -allá por finales de los setenta- durante dos años, aproximadamente.
Celebro el cariño que demuestras por Nuga, y el buen sentido que representa en tu vida.
Yo vivía en una casita de la Breña Alta -muy cerca de San Pedro- pero viajé mucho a Los Llanos de Aridane. De cuando en cuando para poder disfrutar del inmenso espectáculo natural de la Caldera, o de las excelentes costillas con papas de cualquiera de los restaurantes o parrillas que por allí abundan.
Te saludo y pongo mi blog a tu disposición, querida Aida, afectuosamente desde Sevilla

Anaís dijo...

Muchísimas gracias Julián por pasarte por mi blog, ya tengo el tuyo archivado para irlo leyendo poquito a poco.
Mi isla es bien linda y siempre digo que tiene magia. A mí me da unas energías inmensas, sobre todo Puerto Naos.
Me encanta lo que dices de ella.
Sevilla es una ciudad que me enamora.
Te reitero mi agradecimiento y pásate cuando quieras.
Besos isleños

Dani dijo...

¡Qué bonito lo que dices! Me encanta verte tan feliz con ella.

Mil besos Mami.

Anaís dijo...

A mí también me encanta estar con ella y disfrutarla cada día.
Gracias por esas fotos tan lindas que le hiciste mi niño querido.
Besos a toneladas