martes, 3 de marzo de 2009

Si supiera cómo...


Si supiera cómo sisarte esa mirada
retornarían a mí tus impaciencias
y lograría delirar en tus abrazos
si pudieran tus labios calcinarme.

Si tus besos no fueran extranjeros,
si el error no rubricara tu palabra
y el deseo no nos fuese circunscrito
se disiparía tu esencia fragmentada.

Si acaso tu ambición fuera acogerme
tendrías mi pleitesía entre las manos,
abrazaría tu sombra y
te veneraría como a una reliquia.

Pero yo ansío sólo poseerte
arrellanarme en tu cuerpo,
agonizar vulnerándote y
-si supiera cómo saquearte-
hacerte mío para sisarte esa mirada.

---
©MAR – Febrero2009




2 comentarios:

Mar dijo...

Eres un Sol enorme.

Besos de colores.
Mar

Anaís dijo...

Al contrario. El sol eres tú y yo el agua que lo refleja y que trata de dejar constancia en la arena y con su espuma, tu maravillosa huella.
Besos salados