viernes, 9 de abril de 2010

Ilusión



"La vida humana se nutre de ilusiones, por lo general pequeñas, menudas, a las cuales se suele dar poca importancia. Creo que sin ellas la vida decae, se convierte en un tedioso proceso rutinario amenazado por el aburrimiento -el riesgo más grave de nuestro tiempo-. Esas menudas ilusiones con las que contamos, que nos mantienen tensos y en expectativa, que nos ayudan a seguir viviendo, introducen una especie de campo magnético en nuestra temporalidad. Van jalonando nuestras jornadas".

© JULIÁN MARÍAS

BREVE TRATADO DE LA ILUSIÓN

1984

2 comentarios:

Narci dijo...

Cuando se pierden las ilusiones, con alguien, con algo, con la vida misma, ya no nos queda absolutamente nada, pues la realidad es tan efímera como una brisa que a veces acaricia y otras veces golpea pero siempre acaba por aburrirse de estar a nuestro lado y se convierte en pasado.

Besos
Narci

Anaís dijo...

La palabra desilusión es triste. Aquí decimos 'magua' pero es lo mismo aunque suene mejor.
Deberíamos siempre conservar la mirada limpia de los niños que cualquier cosa es ilusión para ellos.
Besos mi niña