domingo, 18 de septiembre de 2011

MUSA


¡ Dónde! digo ¡ dónde!.

 ¿Dónde tu musa se esconde?

Musa juguetona,

revoltosa,

cual mariposa primorosa.

Del poeta eres alma,

no puede vivir sin ti.

Femenina presumida

al poeta encandilas, 

te escondes

por los rincones 

de su mente febril.

Apareces

cuando quieres,

bien en rosas o

besos de mozas

que al poeta ofreces 

con total frenesí.

Engañosa, muda,

despiadada musa,

lo enloqueces,

lo quieres todo

para ti.

¡Tierra, viento, agua, fuego!

ante él te presentas

de estas formas 

atrayentes

que no puede resistir.

Lo tienes bien atado, confuso.

Lo tienes consternado

con tanto disfraz.

Te vas

vuelves con tus tejemaneje,

no lo dejas, no lo dejarás.

Él por tu voluntad

se deja arrastrar

y como sumiso esclavo,

con su pluma,

voz te da.

© Leonor Rodríguez Rodríguez







2 comentarios:

Leo dijo...

Ana, es un honor verme en esta tu casa, dentro de tu isla encantada.
Gracias, un fuerte abrazo.
Leonor.

Anaís dijo...

Leo, amiga querida, el honor es mío por permitirme publicar tus hermosos poemas.
Cariños