viernes, 18 de mayo de 2007

Los hijos


LOS HIJOS

Y una mujer que sostenía un niño contra su seno pidió: Háblanos de los hijos.
Y él dijo:
Vuestros hijos no son hijos vuestros.
Son los hijos y las hijas de la Vida, deseosa de sí misma.
Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros.
Y, aunque están con vosotros, no os pertenecen.
Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos.
Porque ellos tienen sus propios pensamientos.
Podéis albergar sus cuerpos, pero no sus almas.
Porque sus almas habitan en la casa del mañana que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños.
Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no busquéis el hacerlos como vosotros.
Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer.
Vosotros sois el arco desde el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia delante.
El Arquero ve el blanco en la senda del infinito y os doblega con Su poder para que Su flecha vaya
veloz y lejana.
Dejad, alegremente, que la mano del Arquero os doblegue.
Porque, así como El ama la flecha que vuela, así ama también el arco, que es estable.

KHALIL GIBRAN – de EL PROFETA

2 comentarios:

Marisa dijo...

Que bonito este texto, me ha gustado mucho...y que gran verdad!(aunque todavía me quede muy lejos lo de tener hijos).
Besitos (muchos).

Anaís dijo...

Sí que es profundo, sí. Aunque no sepas cuándo tendrás hijos, es cierto que lo hemos o somos y nos puede hacer que lo comprendamos mejor en algunos momentos.
Besos de hija y madre